jueves, 18 de julio de 2013

Hoy te he vuelto a ver

Hoy te he vuelto a ver después de algún tiempo. Te tenía casi abandonada desde el día que descubrí que quizá había otra mejor, ¿o quizá no…?
Me acerco a ti con cautela y cariño. Tu dureza se adivina bajo tu vestido negro, poco a poco te desabrocho la cremallera y con suavidad te despojo del traje que te cubre.
Tu figura sigue como siempre, imponente a pesar del paso del tiempo. Tus formas redondeadas, tu estrecha cintura, tus caderas bien contorneadas, tu cuello largo… Todo me trae recuerdos de momentos pasados, de tardes sin preocupaciones... Mis dedos recorren tu cuerpo y mi propio cuerpo se estremece al admirar tu textura; suave y firme a la vez.
Al tocarte más intensamente tu voz gime levemente. Te tumbo con la cintura sobre mis piernas y mi mano acaricia tu cuello, ese cuello soñado al que tanto echaba de menos sin saberlo. Me detengo en todos tus detalles...
¿Qué espero de ti? No estoy seguro, pero no puedo evitar compararte con la otra: ella es joven y vigorosa, tú eres dulce, suave y resistente; ella es grande, rotunda, de voz fuerte, pero tanto tu cuerpo como tu voz son delicados; ella no tiene apenas cicatrices, pero le falta la templanza que da la experiencia; tus cicatrices demuestran que estás curtida en mil batallas y que librarás otras tantas más. Tú y ella, ella y tú, tan distintas y tan iguales, pasado y presente….
Te pido una locura…: que cantemos juntos. Tu dulce voz suena algo desafinada, pero poco a poco, con paciencia, te consigo templar. Mi mano izquierda forma un acorde tras otro agarrada a tu cuello como un salvavidas y la derecha va enlazando arpegios a los que tan bien les van tus cuerdas de nylon. Cambio de acordes sin ton ni son, sólo por el placer de escucharte, rasgo tus cuerdas de arriba a abajo y de abajo a arriba, ahora pruebo con púa. Toco canciones que tenía medio guardadas en el cajón del olvido, enlazo melodías, recuerdos, sentimientos…, tu voz me acompaña y el tiempo pasa sin pasar…
Hoy te he vuelto a ver y te he vuelto a tocar, mañana tocaré a la otra.


Eduardo Martínez Sotillos
(fotografía del autor)

1 comentario:

  1. Me encanto!!, bonita manera de describir el tocar esa preciosidad de guitarra

    ResponderEliminar

Licencia Creative Commons
La siguiente la pago yo por Rick, Diógenes de Sinope y Albert se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported.